Desde 1990
Se denominan trabajos verticales las técnicas para trabajar en altura, basadas en la utilización de cuerdas, anclajes y aparatos de progresión para acceder a cualquier lugar.